Defender los derechos humanos no es un acto terrorista

Victoria Tauli-Corpuz, relatora especial sobre los derechos de los pueblos indígenas durante el panel «Los temas derechos humanos y cambio climático». 6 de marzo de 2015. Foto: UN / Jean-Marc Ferré.

  • DAR respalda Victoria Tauli-Corpuz ante persecución arbitraria del Gobierno de Filipinas.

Lima, 16 de marzo de 2018.- La acusación infundada y arbitraria a Victoria Tauli-Corpuz, relatora especial de las Naciones Unidas (ONU) sobre los derechos de los pueblos indígenas, de “terroristas” ha despertado las alarmas en el mundo. A través del Ministerio de Justicia del Gobierno filipino se está dando una mala señal en materia de derechos humanos.

Preocupa que por cumplir su labor en defensa de poblaciones tan vulnerables como los pueblos indígenas, bajo el marco normativo sobre estándares internacionales de derechos humanos, se pretenda desprestigiar la trayectoria y calidad como relatora, y fundamentalmente porque dicha acusación pone en grave riesgo su vida, integridad, libertad y seguridad. De igual modo, se criminalice y persiga a los defensores de derechos en Filipinas.

Victoria Tauli-Corpuz cuenta con una amplia trayectoria. Fue primera Presidenta del Foro Permanente de Asuntos Indígenas de la ONU, experta del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y expresidenta del Fondo de contribuciones voluntarias de las Naciones Unidas para las poblaciones indígenas.

DAR expresa su RESPALDO no solo por la trayectoria nacional e internacional de la relatora, sino por su compromiso activo como lideresa indígena del pueblo kankana-ey Igorot y trabajo constante en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas u originarios en el Sistema de Naciones Unidas. Considerando la inmunidad otorgada por la Convención sobre Privilegios e Inmunidades de 1946, solicitamos al Gobierno de Filipinas que desista de la petición referida, pues de lo contrario demostraría la configuración de una represalia por su labor como relatora