Comparten experiencias en Consulta y Autoconsulta

Finaliza «Taller Estratégico sobre Protocolos de Consulta» DAR, Oxfam, la Coalición Regional por la Transparencia y la Participación, el Observatorio Regional de Inversiones, Transparencia y Derechos Humanos, con el apoyo de Fundación Ford, Rainforest Foundation Norway y Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Foto: DAR.

Tegucigalpa, 14 de noviembre de 2018.- Pueblos indígenas y sociedad civil de Centroamérica y Sudamérica se reunieron en Honduras para compartir experiencias en procesos de consulta previa, libre e informada (CPLI) y la elaboración de protocolos (autoconsulta) durante el «Taller Estratégico sobre Protocolos de Consulta». El encuentro se realizó en Tegucigalpa (Honduras) del 7 al 8 de noviembre del presente y fue la oportunidad para identificar lecciones aprendidas hacia la construcción de una estrategia consensuada que permita asegurar la aplicación efectiva de este derecho.

Centroamérica apuesta por la AUTOCONSULTA:

Los Protocolos de Consulta, conocidos también como “autoconsulta”, se tratan de los procesos sociales generados por los mismos pueblos indígenas con la finalidad de ejercer de manera efectiva su derecho a la autodeterminación, a través de la consulta previa de medidas de diversos tipos que pueden afectarlos. Generalmente, estos procesos se plasman en lineamientos y procedimientos más específicos que son usados para generar una posición colectiva frente a un cambio que se les imponga. Un claro ejemplo de esto son los casos del pueblo Munduruku y los Juruna en Brasil, y las autoconsultas y Bio-protocolos en Centroamérica.

Francisco Rivasplata (DAR). Foto: DAR.

Existe una tendencia en la región por identificar y elaborar procesos de autoconsulta y lineamientos para el ejercicio de este derecho desde las propias comunidades. Esta realidad nos debe alertar sobre la importancia de que la consulta previa, libre e informada no  sea vista solo como el cumplimiento de una formalidad, sino como el resultado de un proceso impulsado desde las comunidades, considerando sus planes de desarrollo e intereses desde la autodeterminación, señaló Francisco Rivasplata, coordinador del programa Derechos y Amazonía de Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR)

Claudia Castro (centro), consultora de DAR, presentó el estudio de comparativo sobre proyectos de ley de consulta previa en México, Guatemala y Honduras. La acompañan (izq. – der) Félix Valentín de la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh) y Carlos Lacán de Oxfam Guatelama.

Claudia Castro presentó el estudio de comparativo de DAR sobre proyectos de ley de consulta previa en México, Guatemala y Honduras. Uno de los principales hallazgos fue la falta de participación de los pueblos indígenas en la elaboración de estas propuestas legislativas, así como la omisión de consulta previa sobre estas. Además, se alertó que sobre la forma cómo se han generado los supuestos de exclusión de consulta previa: sin mayor justificación y vulnerando los estándares internacionales en la materia.

Desde Perú, Richard Rubio, vicepresidente de AIDESEP, compartió su experiencia de los procesos de consulta, al respecto su principal observación fue que en dichos procesos solo se da información de lo positivo, pero no de lo negativo, “no dicen los impactos que afectarán a los pueblos», en ese sentido refirió que la transparencia es un elemento fundamental para traspasar esa barrera.

(Izq.-der.) Larry Salomón del Gobierno Territorial Indígena AMASAU (Nicaragua), Raúl Tacaj de las Comunidades Indígenas Maya Q’qchi (Guatemala), Ricard Rubio de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Perú) e Ivã Bocchini del Instituto Socioambiental (Brasil).

Durante los dos días de taller se construyó una propuesta de hoja de ruta, cuyo eje principal se basa en la libre determinación de los pueblos y en la necesidad de flexibilidad y adaptabilidad de los procesos para que estos sean culturalmente adecuados y resulten útiles al momento de implementar la autoconsulta en casos específicos.

Este taller fue organizado por DAR, Oxfam, la Coalición Regional por la Transparencia y la Participación, el Observatorio Regional de Inversiones, Transparencia y Derechos Humanos, con el apoyo de Fundación Ford, Rainforest Foundation Norway y Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.